domingo, abril 16, 2006

Carne que además puede leer filosofía

Como lo sabe caperucita feroz el secreto está en el silencio, en la atávica capacidad de aislarnos del ruido circundante y permanecer dentro de nosotros, así, callados. Lujo cada vez más esquivo, el silencio es el que nos permite de veras ser, escucharnos de manera profunda, dejar de mentirnos o aturdirnos con toda la serie de sonidos y pantallas. Ahí somos, baste decir que el ritmo del corazón se equipara con la sordina absoluta de nuestro universo, baste decir que el mejor beso es aquel que gime como dos bocas a presión, baste escuchar la nada de vez en cuando, para imaginarnos como algo mejor, como carne que además puede leer filosofía.

4 comentarios:

vero dijo...

un gusto mariana.

en silencio...

vero

Sauria dijo...

Exquisito tu blog, Mariana, te invitamos a visitar el nuestro:

http://eskizosauriolibros.blogsource.com/

miriana dijo...

baste...


besos!!

Mar dijo...

ruqidvero y miri, un abrazo... sauria.. exquisito es un adjetivo delicioso, quizás inmerecido