domingo, agosto 19, 2007

el primer día


ya no siento mis pies, y sé que necesito un poco de libertad, de permiso interno para suspenderlos en el aire como columpiándome. Al menos, Gabo ahora duerme conmigo, me hacía falta sentirlo cerca a la hora de la siesta. Las cosas mejoran con el tiempo, qué duda cabe. Hoy es el primer día en el que voy a pedir no saber, ni el futuro, ni el presente. Libre de cartas, de predicciones, de miradas inquisitivas, sólo deseo dormir, abandonarme a la tibieza de estas tardes, buscadme ahí, porque en esa tibieza resido, dondequiera que me encuentre.

3 comentarios:

electrokiss dijo...

interesante morfología la del Gabo, si es el verde de la foto... claro...
a mi me encanta subir las patitas sobre todo si la noche anterior estuve bailando con tu hermana deliciosamente hasta no dar mas...

te dejo durmiendo

arrorró

Mar dijo...

pues claro que es el gabo! no es un sexy todo vestido de verde? suavecito si es... besote eléctrico

Sakura dijo...

Qué lindo el gabo!!!

"Abandonarse en la tibieza de estas tardes...", qué delicioso que suena...

Saludos =)