viernes, enero 15, 2010

Una mujer difícil


¿Qué tipo de mujer es una? Para pasar las horas prefiero que no haya tele, así puedo pintar, bordar, leer, mirarme.

Puedo cocinar para 12 personas, hacer galletas, llevar una conversación, beber, charlar un poco y sonreír.

Puedo contestar como si estuviera a millas de distancia.

Y puedo mucho más, sólo yo sé de la fuente inagotable que hay en mí.

Pero no sé si soy una mujer comprensible

Y si necesitan comprenderme, para amarme

(yo me gusto así)

8 comentarios:

Perro con Rabia dijo...

Lo importante es que sabes cocinar querida... con eso, todo se comprende, todo se sobrelleva, todo es más sabroso; en suma, todo es mejor.
Ahora que también te gusta farrear e irte sin despedirte, pero a mi me gustas así. ;)
Saludos.

Mar dijo...

eso de irse es conocido como "hacer la mariana ruiz" jiji, qué bien que pases por aquí che!

nfer dijo...

No necesito comprenderte.
Te quiero así, como te conocí, mi niña, entre ollas, paseos, risas, cercanías, ausencias, y así te sigo queriendo.

Se te extraña, mi niña.

Besotes.

PAPO dijo...

Hola, interesante el blog, me gustó.
Te invito a conocer el mío; saludos desde Buenos Aires.

Mar dijo...

Saludos desde La paz!... creo que ya conozco tu blog...

harina dijo...

Eso, nfer...
Todo se vuelve difícil cuando queremos comprender.
Una inexplicable conexión reemplaza esa solicitud de comprensión.
Saludos, Mar!

Mar dijo...

mujer! tanto tiempo sin verte por la blogósfera... un saludo enorme y bienvenida!

Anónimo dijo...

bueno, en realidad creo y me tomo la molestia de escribir porque no me me gusta hacerlo, no para putearte aunque lo merecés sino para decirte que tu escritura es demasiado básica, supérflua y creo que venís de esa generación de escritores chafas que se creyeron que escribir es puro entusiasmo, pinta y ganas de meter bulla, necesitás dejar de mirarte el ombligo y quizás así quizás veamos algo
luciano