miércoles, mayo 18, 2005

...comienzo

“El mar es el más peligroso de los desiertos, mira toda el agua que utiliza para esconderse.” Paseo la mirada sobre el gris que ella observa, mientras pienso en que no es en ese desierto sólo donde danzan las mareas. El aire me traspasa mientras recuerdo que bajo la luna se mueven muchas cosas, muchos mundos y cristales secretos, muchas arenas. Quien me habla camina mirando dubitativamente el cielo y el agua, tras su andar cansino aparecen sólo los rastros de una posible huella. Lo que dice, nómade como sabe ser su alma, se espesa y arremolina ante mi oído. Antes de darse la vuelta y desaparecer, me mira. “No olvides que las cosas siempre tienen un adentro y un afuera, que a veces éste no coincide, los grandes están llenos de viento, los pequeños se revisten de fuerza. No olvides que arriba y abajo dependen de si eres pájaro o animal, no olvides que tus ojos ven lo que tu mente te permite ver, no olvides que es insano recordarlo todo, todo el tiempo, no me olvides...”
Ahora sólo me habla el cielo.

4 comentarios:

agüita fresca dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
agüita fresca dijo...

ya viajaré a travez de estas paginas que siempre hace bien..

pero quien es mar?
y gracias por el mentisan que si me llego

Almada dijo...

Pues ya sumamos más.. me alegro y bienvenida!!

Karloz dijo...

...si, el mar... muy poético y todo eso... pero por qué nadie escribe una oda al glorioso rio rocha???... o me van a decir que el mar tiene tanto swing como el rio rocha... tanto pasto, tanta agua casi agua... por favor.