miércoles, mayo 18, 2005

todos los fuegos el fuego

“Los mejores políticos que he conocido jamás estudiaron política”. Mi hermano está de pie y yo también, la noche envuelve la ciudad junto a una niebla espesa, la ventana apenas deja adivinar al mundo que se extiende afuera a nuestros pies. Estamos de pie, suspendidos por la conversación. Acabamos de resolver al mundo, a nuestro país que siempre arde a flor de piel, venimos de correr juntos -de la mano- a través de todos los caminos de la mente. Es tarde, no podemos dormir, ebria está la sala de palabras e intenciones. “Prométeme que tus hijos serán ...”. “Sí, lo prometo, pero eso sí: riendo, valientes, siempre”. La noche se diluye, envuelta en sombras; un cigarrillo chispea su luciérnaga entre delfines que escapan, iluminados de verde fosforecen hacia la luna. Mi otra yo susurra todos-los-fuegos-el-fuego...mis ojos se cierran mirando la brasa viva, la llama chispea y mi otra yo canta el-cuarto-de-brisa-agarró-candela... el calor parece de ése que alimenta y produce el fósforo, mi manta enorme se arrastra y me envuelve, oculta mis manos, mi otra yo, antes de quedarse dormida, me dice: hoy-fui-feliz-todo-el-día... ella...oscura sobre fuego duerme olvidando dormida la ciudad que despierta.

1 comentario:

sol dijo...

hermoso... admiro esa capacidad tuya de expresarte asi. me dejaste muda.