jueves, octubre 05, 2006

para

Sentada sobre barro, mi madre levanta
Un hombre de barro
Para adorarlo

Ojos ciegos como perlas
Pies perfectos
Viril
Se eleva

Mi príncipe de alabastro no sabe elevarse
Cabe perfecto en mi abrazo
Duerme, no sabe prometer, descansa
Es mío hasta el asombro
Puebla mis mañanas
Canta

Recostada sobre mármol
modelo
Un niño de mármol
Para

7 comentarios:

flacazul dijo...

¿qué hacer con esos que caben perfectos en el abrazo de una?
volverlos barro, entonces.

¿y cuando nosotras cabemos en abrazos de unos?
volverlos barro también.

un abrazo con aplauso.
clap!

miri dijo...

"Mi príncipe de alabastro no sabe elevarse
Cabe perfecto en mi abrazo"

por desgracia nada de eso nos complace

buscamos un caballero no un principe

Mar dijo...

me gusta lo del barro flaca, yo no sabia q una buscaba caballeros... no eran principes linda? cambia eso, y tb cambia a quien encontramos, y cambia lo q encontramos cuando cambiamos y acomodamos, a nuestra vez, sus cambios...

flacazul dijo...

todo un lenguastraba...
cambian de barro a príncipes
a hombres a nuestros a de nadie.

barro no más, jeje.

t-bone dijo...

bello.

reciba mis saludos

Anónimo dijo...

cambian, cambia, cambiamos

caballero...con caballo y espada, de barro
barro nomás, si
barro nomás
es más...

Mar dijo...

hola linda anywho! bienvenida al blogmundo