sábado, septiembre 03, 2005

Crónicas de Narnia


Crónicas de Narnia
“El león, la bruja y el ropero”


Con motivo de la próxima película producida por Disney, vale la pena recordar esta saga de C.S Lewis. Concretamente, vale la pena volver a posar la mente sobre este relato que desde su aparición en 1950 perdura –sin pena ni gloria- por los viejos anaqueles de libros usados. Bajo el improbable género de “Fantasía” -usualmente un rotulito donde se hacinan malos y peores intentos de entrar a los Clásicos Juveniles- poblado de seres y hechos mágicos, “Crónicas de Narnia” destaca, si apenas un poco.
Creado por C.S Lewis, reconocido cristiano, inglés, amigo de J.R.R. Tolkien, pero sobre todo escritor, este primer libro de la saga sale a la luz a mediados del siglo XX, obteniendo gran aceptación por parte de la crítica, y constituye un fenómeno de ventas que amerita a su autor la Carnegie Medal en 1956, al salir el séptimo de la serie La última batalla. Pero hablemos del primero, El león, la bruja y el ropero:
En efecto, el libro responde bien a las exigencias infantiles, posee una trama sencilla; sucesos en rápido orden; roles simplificados (lo que lleva la trama hacia la estructura subconsciente mítica); luminosidad de imágenes y escenarios; grandes manjares y por encima de todo Magia. Volviendo a lo mítico, esencial en toda historia fantástica, están presentes en el relato los seres mágicos; el paso a otros mundos; los animales que hablan; y last but not least la Lección a aprender, tras la lucha y conquista de fuerza oscura, encarnada en el enemigo…
La particularidad de Narnia, sin embargo, radica en la adecuación de este trasfondo mítico y mágico• a una cosmovisión occidental y cristiana. Los niños participantes de la historia detentan nombres bíblicos como Pedro y Susana, los seres mágicos les identifican como “Hijos de Adán” e “Hijas de Eva”, lo no-humano es calificado de modo peyorativo: “cualquier cosa que se ha alejado de lo humano, habiéndolo sido alguna vez -dijo Castor- es para mirarla fijo y con el hacha en la mano”. Más aún, la terrible Bruja Blanca es hija de Adán y Lilith –lo que la convierte en djinn, monstruo mágico de resonancias árabes (coincidiendo con el diablo mujer y musulmán que tan bien caracteriza Eduardo Galeano en “Los diablos del Diablo”)- y de Gigantes; proviene de la Magia Profunda y fue verdugo del Emperador Antiguo. Las resonancias judeo-cristianas no terminan ahí, quien va a rescatarlos del duro reinado del mal es nada menos que Aslan, un león noble*, que se sacrificará en un momento de la historia para resucitar luego, en nombre de una de las primeras causas de la fe cristiana : el Sacrificio de una víctima voluntaria para salvar a otros, más débiles.
Cabe preguntarse, y no puedo decirles cuán grande es mi desconcierto, porqué deciden en estas épocas tan fundamentalistas –de uno y otro bando, no olvidemos- traer a la luz cinematográfica una historia de esta índole. Una historia que, obliterada por el retorno a lo Mítico Fundamental, ese logro que fue la trilogía del Señor de los Anillos, se hundió entre historias de alienígenas y seres de diversos otros mundos, allá en el contexto de la Guerra Fría. ¿Mensajes subliminales no hay, verdad?

• “Mágico” es también el pensamiento infantil, que identifica deseo intenso con efecto inmediato.
* No olvidemos que para los ingleses el felino es Jesucristo (Borges, El libro de los Seres Imaginarios. Editorial Emecé).

9 comentarios:

Ibero dijo...

Sólo he visto un trailer de la película, sin conocer el relato,y admito que cuando apareció la imagen de ese león gigantesco sobre una cúspide rocosa, me provocó la sensación de una auténtica epifanía.
Ahora, leyendo tu post además, lo entiendo todo un poco mejor y efectivamente hay muchos y evidentes elementos bíblicos.
Pero es que los relatos al parecer, ya los contenían. El león Aslan, ¡¡ creador del país de Narnia!! responde por tres veces "YO mismo" a la pregunta por su identidad. (Sólo le faltó llamarse Yaveh..jajaja)

Que esto sea una conjura teísta -HollyBushiana, parece excesivo: pienso que la industria del cine sólo pretende ganar dinero y recurre a todo tipo de historias fantásticas con ciertas garantías de éxito literario previo.

SERGINHO® dijo...

que interensate... no me he enterado de la pelicual.. pero al leer esto.. me intereso.. y por cierto. que bien escrito..

cuidate¡¡ nos leemos

Mar dijo...

Ibero: tienes razón, a mí me interesan mucho las buenas historias de niños, que en realidad , si son buenas, llegan a toda edad... en cuanto a su contenido bíblico, supongo q muchos lo encontrarán adecuado...
Serginho: llega a nuestros países por diciembre o enero... en las vacaciones infantiles

lts dijo...

exacto, no hay otra palabra: "el señor de los anillos" llevo lo mítoco a la cuspide; ahora bien, observando a ese leon y esos dos centauros, me interezo y me intereso mucho, tanto por la película como por el y los libros, a mi jucio, mejores.
por otro lado eso del funtamentalismo, hay que verlo con calma, ojo avizor, para ser exactos...

Ibero dijo...

Sobre los contenidos bíblicos:
No sé si poner este comentario acá o en el último post de Nfer, pero el caso es que de pequeño, sobre 6 años, tuvimos que responder por escrito en el colegio a varias preguntas tras una lectura sobre animales. Una de ellas:
¿Qué animal es el rey de la selva?
Se suponía que debíamos escribir "el león".
Cuando entregué mis respuestas, el maestro llamó rápidamente - ante mi inquietud , por eso lo recuerdo mejor- al director para mostrárselas.

Sí, había puesto "el hombre".

Por eso, tal vez, pensándolo mejor, en relación con la película,la iconografía no sea tan inocente: un león gigantesco presentado sobre el cielo, muy por encima de los niños humanos, nos recuerda nuestra subordinación a la supuesta divinidad y el respeto debido a toda jerarquía.

(Aunque, dicho sea de paso y para acabar, tampoco daría ahora esa respuesta tan antropocéntrica del colegio: no hay jerarquías,el hombre es sólo una rama más en el árbol evolutivo...no hay nadie en la cúspide, ni siquiera nosotros, aunque supongo que muchos pensarán distinto).

Mar dijo...

porqué era que el león era rey en la selva...? desde Mowgli además que pienso en leones y sabanas... y en elefantes como dueños

ibero dijo...

Sí, lo de Rey de la selva, es extraño que se haya acuñado porque suele vivir en sabanas. Pero así era la historia.
(Tal vez la identificación como rey se deba a que fue símbolo de muchas casas reales europeas: también existe el Aguila Real..)

Mar dijo...

Aquí, o por estas tierras, el rey es el cóndor

Anónimo dijo...

Bueno, aqui casi se ve como se evoluciona desde pez a hombre (pasando casi por felino..jajjaa)
(Sobre todo ver la descarga del video)

http://paleofreak.blogalia.com/historias/32817#177791http://paleofreak.blogalia.com/historias/32817#177791