viernes, octubre 21, 2005

Los ciegos

Odio a los ciegos, esta ciudad está plagada de ciegos. Caminan haciendo ruido, sumidos en su impotencia. Caminan y una sabe que se sienten pobrecitos, que absorben las miradas de la gente, son tan pocos los dignos. Hay mendicantes, hay orgullosos, hay jóvenes ciegos que caminan golpeando nerviosos el suelo, hay pocas mujeres ciegas y todas son gordas. Hay ciegos que caminan en grupo, hay unos aprovechadores y otros egoístas, hay unos que además parecen sordos, porque hablan, sin cesar, continuamente. Los peores son los que alguna vez no fueron ciegos y siempre exclaman: “amarillo, sí, lo vi” o “yo supe ser pintor, antes”. No vi más que un hermoso ciego, y sólo sé de dos que supieron vivir más allá de su tiempo. (Uno escribió sobre el otro, el otro dicen que no escribió nunca). Lo más desagradable es ver sus ojos muertos. Lo más cómico es el ciego ese, terrible, que vende siempre a la puerta del cine: no tengo el morbo suficiente para comprarle algo, antes de regodearme en la siguiente película. Lo imposible es para mí un ciego contento de su suerte... no, la última frase es mentira. A fin de cuentas debe haber ciegos rematadamente locos, y esos nacen felices. Hoy, que hace calor, que están por todas partes, por todas las calles, tensos, incómodos por la humedad, cortando el aire, hoy, por una vez, quisiera que se abandonen a la luz, que miren y sepan interpretar todo lo que ven, que nos vean a nosotros. Nosotros, los que a pesar de ver, o por eso, padecemos. La hermosa vida.

9 comentarios:

aemaeth dijo...

Yo vi un cieguito feliz, bastoneando la calle como si le perteneciera, bastonenado la gente como si no valieran su cegera, Mirando con sus narices, sonriendo gente que esquiva silenciosamente el horrible rictus vacio de un ciego que le sonrie al aire. Se me ocurrio patearlo y correr a buscar otro ciego.

t-bone dijo...

ciego? la ceguera ha de ser general, como en un ensayo sobre la ceguera, ciegos? no lo estamos acaso todos, en alguna medida?

Ganjartek dijo...

con los ojos cerrados me ves mejor...Serugiran

Ganjartek dijo...

loa ceguera blanca, esa de Saramago, como epidemia por toda la ciudad, es la que nos hace falta, para mirar de nuevo

Mar dijo...

no voy a elaborar, gracias a todos por los comentarios

Feju dijo...

hay que estar loco para ser feliz...mi abelita me contó que en sus tiempos a los locos los curaban sumergiéndolos en el lago titikaka...como si con tanto frio y agua uno pudiera ser feliz.

Mar dijo...

feju, quizás en otro momento discutiremos eso de la felicidad y la locura, como ya le dije alguna vez a Algernon, coincido con Camus al respecto

vero dijo...

Yo no he visto nunca un ciego contento... ni esos que cantan tan bien por ahi, tampoco he visto ciegas flacas... será porque al no ver no pueden elegir lo que se meten a la boca??? quien sabe, concuerdo en esto de la ceguera real... es horrible y ellos la hacen peor al transformarse en víctimas de la vida porque no pueden ver...
Pero la ceguera de saramgo??? esa fue una ceguera estupenda, primero porque no era real, era una locura todo, pero también porque esa ceguera obligó a todos a conocer los niveles más bajos de la existencia y eso les enseñó a mirar con más atención lo importante.

Me encantó entrar en este espacio...

Saludos,

vero

Mar dijo...

por supuesto que la ceguera de saramago, esa blanca luz que no-s deja ver lo que somos, es algo brillante... saludos vero