sábado, noviembre 12, 2005

Beatriz

Beatriz y las pieles. Beatriz ojos morenos y sonrisa que no coincide, Beatriz frente al espejo. Cuando mi cuarto se inunda de selva y sucio, otra vez Beatriz. Gotas enormes que llora esta Alicia oscura o dulce: me ahogo y sobrenado entre las rosas-cachivaches que atosigan el mundo de Beatriz. Mea culpa. Desisto y paso, nunca más -me digo- inundaré de regalos a Beatriz. Caminaré desiertos polvos colores culpas preguntas tierras lenguas ojos claros, todo para volver alguna vez a merecer la sonrisa, las palabras, de mi cómplice Beatriz. Sólo entonces volveré desnuda, grande, lastimada, sin presentes, tímida, auténtica, única, mujer, pájaro, sirena, sin temores, volveré sin

3 comentarios:

Ranstom dijo...

¿Esa regalada Beatriz es una sobrinita o una metáfora?
La sintaxis acumulativa, sin pausas, es muy interesante, pero por qué no la mantienes hasta el elíptico final?
Demasiado curioso. :-)
Saludos cordobeses

SERGINHO® dijo...

uy doña marian tiempo sin venir por aqui.. pasaba y me quede leyendo sus cosas... bien.. siempre grato venir por aqui.. cariños¡

Mar dijo...

no te voy a contestar ranstom jajaja, serginho, un gusto como siempre