miércoles, noviembre 16, 2005

harmonia

La realidad es lo más absurdo que hay, tanto es así, que creemos serias las cosas que no lo son y nos vemos incapaces de aceptar lo que hay de más maravilloso. Cuando nos roban nuestras riquezas nos enseñan a mirar a otro lado, y cuando debemos actuar, preferimos gritar -indignados, confiadísimas- "que alguien y no yo, hagan algo". La libertad empieza por casa y asume sus consecuencias en las más fantásticas utopías, la capacidad de soñar es lo único inalienable. En cuanto a nuestro país y sus injusticias, las merecemos todas. Cuando admitamos esa elemental verdad, recién, sabremos hacer y actuar en la dimensión justa. Pasen, sino, y vean las críticas que despiertan a harmonía ciertas gentes que se dicen serias.

4 comentarios:

neo dijo...

No sé, no sé , los de Harmonia tal vez han tomado la pastilla de color equivocada.
No hay que huir de la realidad sino transformarla.
Sión está en el corazón de Bolivia y Matrix poblada de indígenas que merecen justicia y un futuro mejor.
Si te das cuenta de eso, hoy sí puede ser un gran día.

Mar dijo...

neo, toda la razón de este sinrazonado mundo...

Soñadora Insomne dijo...

Yo opino que a veces la vida puede ser tan deprimente y amarga, que lo único que podemos hacer al respecto es reírnos y seguir adelante. No queda nada más que perdernos en el paroxismo de un sueño.

Mar dijo...

soñadora, bienvenida