jueves, noviembre 24, 2005

un hada




Una vez, alguien en Villa Gral. Belgrano –lugar de chocolate y duendes, entre las sierras de Córdoba- le sacó una foto a un hada de las verdaderas. Esas de polvo de sueño y huesitos, esas de alas de mariposa y trajes de otoños. En el rostro enmarcado por cabellos blancos, el hada miraba arriba-del bosque-el cielo.

El hada en cuestión posee más de una historia. Se nota. Es vieja: ha visto más de una mujer llorando por amor, más de un niño buscando atraparla, más de un hombre quieto, perdido en el misterio. El traje oscuro marca la belleza de sus canas... hay que haber soñado mucho para hallar un hada encanecida.

Del hada de la foto no sé el nombre, tampoco la tengo. No poseo más que su recuerdo, en brumas. Un nombre para esa hada: Laura. Quizás.

7 comentarios:

Efecto Urano dijo...

yo creo que existen las hadas... tu eres una, yo soy otra.
Si tan solo pudièramos dejar al hada nuestra salir de nuestros cuerpos y corazones, tal vez no necesitarìamos fotos de ellas, sino tan solo espejos.

y que onda con los duendes?

Mar dijo...

a los duendes hay q saber atraparlos, porque les gusta escaparse

Karloz dijo...

jajaja... si, ya no es tiempo de ser cobarde... creo en las adas

Mar dijo...

esas declaraciones de amor karloz... jaja, más vale creer, y aplaudir!

Ranstom dijo...

Hace frío ya en Europa... ¿vendrá "hel hada" ?

Yo: hada, ven, amor, Roma nevada hoy.

(Le dejo este palíndromo por si se anima antes de que la nieve encanezca los días) :-)

angel dijo...

Mariana desde tiempo atrás he querido agradecerte tu visita a mi blog de poesía. Y finalmente hoy, que he colocado los 11 poemas de diciembre, lo hago dejándote también un saludo.
angel

Mar dijo...

gracias angel...