lunes, junio 27, 2005

Lo siento

Y sé que hay personas que por ahí en carne me serán desagradables, una no debería querer conocer a quienes admira, a quienes escriben bien y por ahi no viven mejor.
Pero sientan esto: "Uno, va por la vida puteando, cantando bajito, mirando los pajaritos, pensando cosas, decayendo y tocando el cielo con las manos... " cómo no decir... yo también. Es un gobernador que me ayuda a despreciar sobreviviendo, esta ciudad. Así que venga el orgullo a un lado, que ya escribiré luego sobre Gioconda Belli y el Ladrón de la Cañada.

8 comentarios:

Almada dijo...

He leído el artículo del Gobernador sobre Fito Paez. Bastante poco fundamentadito me parece y una pena no poder leer, via comments, la opinión de Karloz.

Y bueno, sobre la falta de expresión cultural cordobesa no sabría decir mucho. Imagino que tú puedes decir algo al respecto desde allá.

Mar dijo...

La opinión de Karloz está un poco más abajo, se trata del artículo Fito Paez en Córdoba. Resulta que el rosarino dentro del país se alegra de ser el mejor músico de su generación, insiste en darse lauros de un modo un poco egotista y sí, dice todas las barbaridades que explican Moda y Pueblo. "Estoy a la moda y soy popular", dá para discutir: valen unas canciones el tener que soportar a quien las escribe? Y pienso por ejemplo en El Grillo Villegas.

Almada dijo...

Ah bueno, ahora te metes con el Grillo.

Pues te digo que Villegas le cae mal a muchos(as) pero su música está por encima de todo. Que tiene el ego alto y blablabla dicen. Es músico, vive de ello, si es exigente con su banda o habla de sus discos o canciones a diestra y siniestra es cosa que tú o yo, siendo profesionales, haría en su lugar, te aseguro, más aun si uno tiene éxito o se siente orgulloso del trabajo realizado, que evidentemente significa un esfuerzo. Te digo que a mí no me molesta que me diga cuántos discos grabó o cuántas canciones compuso, vamos, y además la discusión sobre si es o no el mejor guitarrista de Bolivia es...es cosa de nenes. Mirá que me cae bien Villegas pese a sus detractores.

Karloz dijo...

soportamos a gente muuucho peor y que nunca ha escrito una nota en su vida... pero vale, de rato en rato aparece un tipo a ilumninarnos el camino y decirnos quien está bien y quién está mal... nadie se acuerda de los salieris, no insistan.
No creo que hayas cruzado mas de 10 palabras con el grillo y ni hablar de fito, estás hablando de lo que habla el resto, la misma prensa que dice que charly es un viejo sin dientes... por favor.

Almada dijo...

Y sí, uno lee de todo acá en la Red. Cosas como la de Charly sin dientes, por favor, es como decir que tal o cual músico es una basura porque lleva el pelo largo.. así de infantil es la apreciación aquella.

Y Karloz,apuntas bien cuando hablas de la ligereza con la que uno a veces opina sobre algo o alguien sin conocerlo, basándonos en comentarios de otros, nos pasa a todos. Te aseguro que nadie se salva.

Mar dijo...

Bueno, me van a tener que hacer hablar mal de un amigo, porque resulta que vuestra servidora estuvo de gira con el Grillo porque se enamoró del guitarrista... (mucho tiempo atrás, turbias aguas bajo el puente). Y tiene cosas pesadas, independientemente de su valor musical, trata mal a su gente, es un exagerado maniático con el sonido y a veces peca de soberbio... recuerdan al juguete rabioso y la lectura de sus textos? Ok, más leña al fuego... Charly en Argentina es detestado a ratos porque estafa a la gente, o sea, el 70 % de las veces manda todo al carajo y no devuelve entradas... y eso que me encanta su música.

Karloz dijo...

...no era el guitarrista, era el bajista (es el grillo el que toca la guitarra). La última vez que charly dejó un concierto fué el 93, en el último cosquin también pero por que los equipos fallaron y la plata fué devuelta. Nadie nunca te va a obligar mal de nadie, eso lo hiciste solita.

Mar dijo...

bueh, verdad! el bajista... lo de charly... reconozco que es un estereotipo... pero la discusión era otra: hasta dónde las características de una persona son independientes de su obra artística.