martes, junio 14, 2005

Suficiente

Basta. Ya no podemos más, nuestro cerebro se niega a escuchar razones, nuestra región está tan tensa que una risa fuera de escena parece histérica, ciertas palabras constituyen una presión cuasi gaseosa, ciertos odios resquebrajan y dejan exhaustos a personas que podrían haber jugado a olvidarlo todo por un momento. En todo el mundo, la noticia; en toda Latinoamérica la especulación, todo escritor con algo de nombrecillo se creyó con derecho a opinar, todos nosotros tuvimos algo que decir del tema, mientras los extranjeros nos miraban ávidos, recordando a nuestro país desde sus almuerzos y sus televisores, para que les explicáramos concisamente nuestro punto de vista, nuestro parecer, dolor y sentimentalismo a un lado.
Ya sé, la unidad nacional está en peligro. Yo, tras el último reportaje, tras el alto al fuego y las últimas resoluciones, he encontrado la respuesta. Con el monto que ahorraremos por que nos perdonaron la deuda –somos el único país no africano que lo “logró”- ya que no alcanza para combatir la pobreza según nuestros periódicos nacionales, llamemos a Azkargorta de nuevo. Invirtamos esos millones en fortalecer las filas del equipo nacional, con vistas a ganar el Mundial del 2010. El ’94, cuando clasificamos, todos gritábamos eufóricos, nos abrazábamos a extraños, cantábamos el nombre del país, ¿se acuerdan?.
El fútbol no es el opio de los pueblos, es el espejo de su autoestima. Miren a los brasileros, no podían ser más alegres.
No necesitamos esas soluciones democráticas, esos discursos economicistas, esas explicaciones sociológicas. Abro la discusión para seleccionar a quienes nos llevarán a amar a nuestra Bo Bo Bo Li Li Li Via Via Via. Con el rostro pintado de rojo, amarillo y verde, olvidaremos cualquier diferencia, material y étnica.
Yo quiero Curva.

2 comentarios:

Karloz dijo...

claro... el 93, en una de esas victorias (contra Uruguay si no me equivoco), todo el mundo abrazandose con todo el mundo en el prado (la de revolcones que habrán habido más tarde) y alguien lanzó un petardo y se quemó una palmera... se acuerdan?. La solución, entonces, es bastante clara: vuelve el bigotes, armamos un equipo bárbaro, le ganamos a todo el mundo, nos vamos de joda al prado, nos revolcamos as much as we can... y luego quemamos el pais entero!!!!. Yo quiero preferencia y una credencial falsa pa entrar a las burtacas de los periodistas.

Almada dijo...

Y si sobra alguito de dinero, congelemos a Maladot y al negro Angola, sólo para que las generaciones futuras disfruten de ellos.